Journey

Journey logo

Trailer:

Review de Kartones

Journey es de esos juegos exclusivos de PS3 que tenía ganas de probar, pero los 25€ en formato físico me parecían excesivos dadas las críticas sobre su brevedad. Tras ver que en el PSN Store está a casi la mitad, si que decidí comprarlo. Y la verdad, no me arrepiento.

Journey screenshot

Journey es un juego "sin palabas", sin voces, eminentemente visual y sonoro. Encarnamos a un misterioso personaje sin brazos, que se levanta y avista en el horizonte una montaña, camino de la cual comienza nuestra travesía.

Tan sólo podemos saltar y flotar levemente en el aire, y emitir notas musicales. Según encontremos unos símbolos, nuestra bufanda crecerá de tamaño, permitiéndonos mayores saltos, pero el repertorio de acciones es este. Caminando encontraremos fragmentos de tela, bien sea enganchados en ruinas, flotando como si de pájaros o peces se tratara, o formando caminos. Siempre que los toquemos recuperaremos la "energía" en la bufanda, y en ello se basan gran parte de los pequeños puzzles a los que nos enfrentaremos en el viaje... porque el juego trata realmente de eso, del viaje de nuestro enigmático protagonista hacia el monte, por paisajes variados que van desde un desierto, un mundo subterráneo, agua y nieve.

Se trata de un juego lineal, aunque los paisajes son enormes y dan sensación de inmensidad, siempre tenemos una meta clara y una única forma de llegar a ella. La única recompensa extra por explorar son las extensiones de la bufanda, que tampoco hacen mucha falta ya que los puzzles están pensados para ser simples y solucionables casi sin problemas. No todos son de saltos, pero en su gran mayoría si, y algunos niveles son prácticamente un camino. Eso si, muy bien disimulado. No quiero desvelar mucho pero es un juego que te invita, te pica a seguir adelante a ver qué hay tras la siguiente puerta.

Journey screenshot

El juego dispone de un multiplayer a modo de cooperativo. Si queremos, en cada nivel se nos puede unir otro jugador (desconocido, además de que no podemos hablar ni escribirles), de forma que entre ambos recargaremos la energía y resolveremos los puzzles. Es... curioso, en una fase jugando me fastidió un poco ya que los puzzles se resuelven enseguida y entre dos es demasiado trivial, pero luego en el siguiente nivel había que bajar una gran montaña como si esquiaras y al hacerlo con otro jugador la sensación fue muy positiva, resultaba divertido pegar saltos los dos y probar distintos caminos. Aun así creo que la primera vez se disfruta mejor el juego en solitario, a nuestro ritmo, disfrutando de los paisajes y de la increíble música... porque si el juego es precioso visualmente, que lo es hasta el punto de parecer una película de animación interactiva, la música es sobresaliente (no en vano recibió premios cuando salió). Tonos tristes, animados, melódicos... SIempre acorde al escenario presentado y a lo que suceda, porque hay momentos de tensión, aunque no sean los más frecuentes.

Es efectivamente un juego corto... yo lo jugué en dos ratos y coincido con que en 3 horas pausadamente te lo has terminado seguro. Una vez acabado, salvo el jugar con alguien o revisitarlo pues no tiene mucho replay value, pero lo bonito que es te deja ensimismado (yo lo volveré a pasar de nuevo). El online como es tan limitado no aporta demasiado pero resulta curioso y adecuado para hacer parecer mas vivo el mundo.

Journey screenshot

Conclusiones

Corto pero intenso. Si bien por supuesto que te quedas con ganas de mas, es por lo bonito y emotivo que resulta. Para mi esto es arte hecho videojuego.


Categories: PS3 [adventure]

Post date: 2015-07-14